Descargar PDF

Por desgracia, Libia sigue siendo un terreno fértil para la esclavitud. La crisis migratoria ha decuplicado las nuevas posibilidades para los coyotes de reducir al “estado” de esclaves muches migrantes. A menudo, elles son secuestrades, abusades físicamente por largas horas de trabajo, pero también sexualmente por traficantes de mujeres y niñes. Y esa dura realidad solo empeoró desde la crisis sanitaria que conoce el mundo desde hace casi un año. 

Libia: una zona de tránsito para les migrantes y traficantes 

La esclavitud en Libia nunca será un recuerdo lejano. Desde el año 2011, con el derrumbe del régimen libio resultando de la muerte de su dirigente Muamar Gadafi, el país no dejó de hundirse en un abismo de problemas y la crisis migratoria está desempeñando un papel en este derrumbe. Es importante tener en cuenta que la travesía del mar Mediterráneo, en una embarcación precaria, es un periplo peligroso sino mortal. Les migrantes arriesgan todo para buscar mejores condiciones de vida. Algunes huyen la guerra civil de un país controlado por distintas milicias, otres huyen la persecución religiosa, o incluso la pobreza. Mientras que el viaje ya es bastante arriesgado, elles también se están exponiendo a los grupos armados y redes de coyotes. Efectivamente, una gran parte de les migrantes están usades como trabajadores diaries en los sectores de construcción y agricultura, por ejemplo. Están golpeades, a veces hasta morir, pero también extorsionades, violades, secuestrades, hambrientes y esclavizades. La esclavitud puede haber sido abolida legalmente en la mayoría de los países, pero para algunas poblaciones, aún queda una realidad punzante. 

Libia es una zona de tránsito importante para les migrantes y les refugiades que sueñan con alcanzar Europa por el mar. Las redes de trata de seres humanos han prosperado en la anarquía, creada por milicias en guerra que luchan por el control de los territorios desde la caída de Muamar Gadafi en 2011. Según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), habría entre 700 000 y 1 millón de migrantes en Libia. Les Africanes del Magreb están sujetes a un tráfico sin límite. Es el racismo, anclado en la cultura libia, que les lleva a vender, comprar, torturar a las personas negras. 

En abril de 2017, la OIM señaló que la trata de seres humanos se volvió en una práctica cada vez más frecuente en los coyotes. Les migrantes de todas partes están comprades y revendides en garajes y aparcamientos de la ciudad de Sabha, en el sur de Libia. Elles están retenides entre dos a tres meses en promedio por un precio medio de  200 a 300 dólares (entre 190 y 280 euros).

En noviembre de 2017, periodistas de CNN han investigado, en cámara oculta, cerca de la capital Trípoli. Sacaron a la luz “mercados de esclaves” que ocurrieron una a dos veces al mes. Son “mercados” donde los seres humanos son vendidos como baratijas al mejor postor, que después les usa como “herramienta” en su(s) propiedad(es) agrícola(s) o fábrica(s). Es un fenómeno normalizado que permite reducir drásticamente los costes de producción y aumentar el volumen de negocios, puesto que ya no se necesita deducir la carga salarial. 

Así, es una verdadera economía sumergida que se implementó en un país donde la economía está en lo más bajo. Les migrantes constituyen los nuevos “medios de subsistencia” para los coyotes pero también para los individuos que vieron su(s) empresa(s) destruida(s) por causa de la coyuntura económica y que buscan medios para reactivar sus negocios. Si algunes migrantes son vendides para hacer trabajo forzado, otres son usades por el tráfico sexual, todo eso en beneficio de los que han alimentado sus deseos de Europa, asegurándoles que podrían ayudarles a cruzar el mar Mediterráneo.

Este año, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) ha registrado más de 1 600 personas desaparecidas en Libia. Sin embargo, según la Comisión Internacional sobre Personas Desaparecidas (CIPD), que tiene por objetivo llevar un registro de cada desaparición, las cuentas ascienden aproximadamente a 10 000 personas actualmente desaparecidas solamente en Libia. 

Por fin, debido a la Covid-19, ahora es imposible para les analistas del CICR reunir grandes grupos de personas para escuchar los nombres de personas desaparecidas o mirar fotos. Además, como numerosos países suspendieron los desplazamientos entre Estados o provincias, resultó muy difícil iniciar investigaciones a gran escala.

La tortura en Libia, testimonios

En mayo de 2020, al menos treinta migrantes (veintiséis bangladeshis y cuatro africanes) fueron brutalmente asesinades en Libia por la familia de un coyote y cuatro traficantes de seres humanos1. Los primeros informes daban a entender que muches herides estaban en un estado crítico, algunes tenían señales de golpes y de maltrato físico. El Ministerio del Interior libio declaró haber emitido un orden de detención contra les presuntes agresores y la OIM calificó el asesinato de “insensato” y llamó a las autoridades libias a inciar inmediatamente una investigación “para llevar les responsables ante la justicia”2. Sin embargo, la orden de detención contra les presuntes agresores no dió ningún resultado a fecha de hoy.

Alpha Kaba, migrante y víctima de estos tráficos, nos cuenta los maltratos que sufrió: “Encontramos el coyote que nos pidió el precio, hablamos con él, y del otro lado, había un carro que nos esperaba”, dijo3. Más tarde, fue vendido por 220 euros, luego llevado y encerrado con una decena de personas. Trabaja en la construcción y en la agricultura, pasa de mano en mano como si fuera una mercancía e incluso tiene que enterrar los cadáveres de sus hermanos muertos en el desierto. Es golpeado cuando no obedece o no trabaja suficientemente rápido. 

Amina, una mujer somalí de 18 años, estaba intentando huir la guerra civil pero fue secuestrada y llevada a una sala de tortura en el desierto libio. Les secuestradores de Amina exigieron 8 000 dólares americanos a sus padres para su liberación. La joven se escapó un año y medio más tarde mientras cruzaba el mar Mediterraneo, pero fue arrestada por guardacostas libios y forzada a vivir en un centro de detención gestionado por el gobierno. Según su testimonio, las condiciones de vida eran peores en el centro de detención porque el acceso a la comida y al agua era muy limitado y la gente se moría de enfermedades. Ahora espera que un país seguro la acoja. Por el momento, vive en un campo de refugiades gestionado por la agencia de las Naciones Unidas4.

Existe un montón de testimonios similares de migrantes. Como Sami, un eritreo de 18 años que vio a su mejor amigo morir ante él, electrocutado, o Yonathan Tekle, 24 años eritreo también, “no importa si me muero en el mar. Es mejor que el infierno que vi en Libia y el infierno que me espera en Eritrea si regreso5

Sin embargo, no se sabe mucho del punto de vista de los coyotes. La Deutsche Welle (DW) entrevisó a Abdel Aziz, coyote desde 2015. Asume totalmente el hecho de vender a migrantes y lo sabe todo de los abusos cometidos contra elles. No obstante, parece tener la conciencia limpia, convencido de que eso no va por nada en contra la voluntad divina. Se trata para él de una transacción como otra para llegar a fin de mes; si les migrantes no pueden pagar sus billetes de travesía del desierto, tendrán que pagar con la única cosa que les queda, o sea sus cuerpos. 

Reacciones de la comunidad internacional

En abril de 2017, la OIM lanzó la alerta sobre el comercio paralelo de seres humanos que se implementó en Libia. El conocimiento de esos abusos llamó inmediatamente la atención de la comunidad internacional y más en particular del Consejo de Seguridad de la ONU, unánime en juzgar la situación libia como inaceptable,  por causa de violación de los derechos humanos. Por tanto, el Consejo de Seguridad implementó un Plan de acción Mundial para acabar con esa trata6. El Consejo de Seguridad exhorta a los Estados de transición y de acogida a implementar procedimientos de identificación, de diagnóstico precoz y de asistencia para poder acompañar a los individuos que entran en las rutas de migración, pero también para reorganizar las redes de la trata, incluso, a largo plazo , para condenar les actores de esas redes paralelas. Como lo expresó António Guterres7, “La esclavitud no tiene sitio en nuestro mundo”.

Sin embargo, nos parece importante notar que, aunque les miembros del Consejo de Seguridad todes coinciden para denunciar las atrocidades que se producen en Libia, omitieron integrar un elemento clave, o sea la causa de esas atrocidades. Fue la Federación de Rusia la que lo recordó: el recrudecimiento de la violencia en Libia es debido al derrumbe del régimen de Gadafi  y está, por extensión, indirectamente vinculado a las decisiones y la injerencia de las potencias occidentales. Efectivamente, muches ya supusieron que si las potencias occidentales no hubieran  intervenido en Libia, el régimen nunca se habría derrumbado y los delitos cometidos hoy en el país tampoco se habrían desarrollado. Eso permanece hipotético, pero sería sin embargo ingenuo considerar que la zona sin ley en que hoy se convirtió Libia no sea vinculada a la destrucción anterior del régimen por las potencias occidentales, lo que creó un medio propicio para los crímenes más violentos.

El Gobierno de Unidad Nacional de Libia, cuidadoso con hacer respetar el derecho nacional e internacional, abrió una investigación sobre estos tráficos y se comprometió en ocasionar el enjuiciamiento contra sus instigadores. Pero, estas medidas no son suficientes, el Consejo de Seguridad reiteró la necesidad para los Estados de partida de les migrantes de gestionar los flujos de migración aguas arriba y así llevar trabajos estructurales para reducir drásticamente estos flujos, para luego evitar que estes migrantes se queden atrapades en redes de tráfico de seres humanos. El presidente del Consejo de Seguridad así dio mucha importancia a animar todos los Estados y todas las organizaciones regionales (Union European, Union Africana) a que “ratifiquen la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional y sus protocolos, así como el Protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente mujeres y niños y el Protocolo contra el tráfico ilícito de migrantes por tierra, mar y aire8.

Ya pasaron tres años desde la declaración del Consejo de Seguridad, y aunque la emoción sigue siendo grande, que migrantes siguen vendiendo, pocas iniciativas han sido realmente implementadas por parte de los gobiernos para ayudar a Libia a gestionar dignamente esta crisis migratoria y para guiar a las autoridades para que logren a restablecer el derecho en la región. Asociaciones civiles y europeas, como SOS Méditerranée, Ocean Viking o muchas otras organizaciones de protección de les migrantes han sonado la alarma desde ya 2015. Sin embargo, tampoco sus voces tuvieron mucha resonancia. A las organizaciones regionales y en particular a la Unión Europea, que es la primera destinación de les migrantes, les cuesta encontrar soluciones y están confrontadas al desacuerdo que causa el tema migratorio en el seno mismo de sus gobiernos nacionales. Este bloqueo se manifiesta en la política de algunos países de la Unión Europea, como Grecia o Italia, que hoy se erigen más como obstáculos que como manos tendidas hacia individuos que necesitan ayuda. No es un misterio que a Italia y Grecia les resulta difícil gestionar los flujos de migrantes y manifiestan opiniones duras hacia estas poblaciones nómadas. Si les migrantes graduades tienen más suerte que se les conceda asilo, no es el caso para les inmigrantes menos graduades. Para contener la llegada de inmigrantes, estos dos países europeos han firmado un acuerdo con los guardacostas libios, el domingo 2 de febrero de 2020, por un periodo de tres años. Este acuerdo, apoyado por la Unión Europea, planea de nuevo una ayuda financiera para Libia y la formación de los guardacostas libios a las operaciones de salvamento y de expulsión de migrantes hacia Libia. Estas medidas son inaceptables e “inhumana(s)”, como juzgó Zeid Ra’ad Al Hussein, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas, mientras que estos mismos gobiernos son conscientes de la corrupción que existe en el país y de los tratamientos infligidos a les migrantes9.

Millares de testimonios salen a la superficie desde hace tres años. Desgraciadamente, la mayoría solo quedan ecos sordos en el seno de la Unión Europea, dividida entre el aumento de los partidos populistas y una falta de medios creciente. Pero no solo la Unión Europea recibe críticas. Los países de origen de les solicitantes de asilo también, están acusades sobre el hecho de que no tengan políticas migratorias claras y bien definidas que puedan proteger realmente a sus ciudadanes. Dejan su propio país vaciarse gotas tras gotas y llevan por el momento pocas políticas de reformas estructurales y coyunturales concretas para mejorar y dinamizar las condiciones de vida y de trabajo de sus pueblos. A veces, los gritos desesperados de estes migrantes se hacen oír. Rwanda reaccionó muy rápidamente y propuso acoger a 30 000 migrantes en respuesta a la indignación del presidente de la Unión Africana, Alpha Condé, un paso prometedor que, esperamos, será el primero de muchos. 

Conclusión

La fuga de cuidadanes originaries de África subsahariana hacia Europa tomó por sorpresa a muchos Estados, que no pudieron medir el impacto de estas migraciones en sus políticas interiores y exteriores. Sin embargo, el cálculo erróneo de los acontecimientos no debería ser un pretexto para tratar de la situación con apatía o desdén, dejando a los individuos desesperados en un infierno político y social. Llego el momento de proponer verdaderas soluciones para poner fin a estas igniomias que son el tráfico de seres humanos, la esclavitud, los crimenes de lesa humanidad. Por fin, la crisis actual del coronavirus no está mejorando la situación, peor, la está agravando. “La inacción podría desembocar en un fuerte aumento del número de personas esclavizadas por motivo de la crisis del nuevo coronavirus10, así declaró M. Obokata, que empezó el 1 de mayo su primer mandato de experto independiente en las Naciones Unidas11.

REFERENCIAS

ALPHA, K. (2019). Esclave des milices. Paris: Fayard.

BARON, L. (2019). Libye : des migrants africains vendus comme esclaves par des trafiquants. Information.tv5monde.com. [online] 07 Oct. Available at: https://information.tv5monde.com/afrique/libye-des-migrants-africains-vendus-comme-esclaves-par-des-trafiquants-203789. [Accessed 01 Aug. 2020]. 

BLANCHARD, S. (2017) Contre l’esclavage en Libye. Dw.com. [online] 18 Dec. Available at: https://www.dw.com/fr/contre-lesclavage-en-libye/a-41844060 [Accessed 01 Aug. 2020].

BOBIN, F. (2017). « Ventes aux enchères d’esclaves »  : Tripoli ouvre une enquête. Le Monde.  [online] 20 Nov. Available at: https://www.lemonde.fr/afrique/article/2017/11/20/ventes-aux-encheres-d-esclaves-tripoli-ouvre-une-enquete_5217543_3212.html [Accessed 01 Aug. 2020].

BOUM, H. (2017). Esclavage en Libye : « Personne ne protège les Africains, alors chacun peut faire son marché ». Le Monde.  [online]  29 Nov. Available at: https://www.lemonde.fr/afrique/article/2017/11/29/esclavage-en-libye-personne-ne-protege-les-africains-alors-chacun-peut-faire-son-marche_5222200_3212.html. [Accessed 01 Aug. 2020]. 

DIALLO, A. (2017) Libye : la souffrance des migrants détenus est un outrage à la conscience de l’humanité, selon le Haut-Commissaire Zeid. Un.org. [online] 14 Nov. Available at: https://news.un.org/fr/audio/2017/11/1003931. [Accessed 01 Aug. 2020]. 

HUGUEUX, V.H. (2018). Migrants naufragés en Libye : “Plus d’impunité pour les passeurs”. Lexpress.fr. [online] 21 Jan. Available at: https://www.lexpress.fr/actualite/monde/afrique/migrants-naufrages-en-libye-plus-d-impunite-pour-les-passeurs_1978641.html [Accessed 06 Sep. 2020].

OBERTI, C. (2020). Libye : 30 migrants tués par la famille d’un passeur. Infomigrants.net. [online] 29 May. Available at: https://www.infomigrants.net/fr/post/22527/l-accord-choquant-entre-l-italie-et-les-garde-cotes-libyens-renouvele-pour-trois-ans [Accessed 01 Aug. 2020].

OBERTI, C. (2020). L’accord “choquant” entre l’Italie et les garde-côtes libyens renouvelé pour trois ans. Infomigrants.net. [online] 03 Feb. Available at: https://www.infomigrants.net/fr/post/22527/l-accord-choquant-entre-l-italie-et-les-garde-cotes-libyens-renouvele-pour-trois-ans [Accessed 01 Aug. 2020].

LOUGHRAN, S. and AL-ZOUI, A. (2020). Libya civil war: 10,000 people missing, rights group says. Aljazeera.com. [online] 30 Aug. Available at: https://www.aljazeera.com/news/2020/08/libya-civil-war-10000-people-missing-rights-group-200828101118159.html [Accessed 01 Aug. 2020].

NAIB, F. (2018). Slavery in Libya: Life inside a container. Aljazeera.com. [online] 26 Jan. Available at: https://www.aljazeera.com/news/2018/01/slavery-libya-life-container-180121084314393.html [Accessed 01 Aug. 2020]. 

QUACKENBUSH, C. (2017). The libyan slave trade has shocked the world. Here’s what you should know. time.com.[online]. 01 Dec. Available at: https://time.com/5042560/libya-slave-trade/ [Accessed 01 Aug. 2020]. 

ROMENZI, A.R. (2020). Le Covid-19 risque d’aggraver le fléau de l’esclavage moderne alerte un expert de l’ONU. news.un.org.[online]. 05 May. Available at: https://news.un.org/fr/story/2020/05/1068112 [Accessed 06 September 2020].

VALORI, G. E. (2020). The Libyan crisis in the summer of 2020. moderndiplomacy.eu [online] 30 Jul. Available at: https://moderndiplomacy.eu/2020/07/30/the-libyan-crisis-in-the-summer-of-2020/ [Accessed 01 Aug. 2020]. 

N.D. (2020). Libye : pour venger sa mort, la famille d’un passeur tue 30 migrants. Le Parisien. [online] 28 May. Available at: https://www.leparisien.fr/faits-divers/libye-pour-venger-sa-mort-la-famille-d-un-passeur-tue-30-migrants-28-05-2020-8325816.php [Accessed 01 Aug. 2020].

N.D. (2017). Esclavage en Libye : “Tout le monde savait”, dénoncent les ONG. Le Parisien. [online]. 24 Nov. Available at: https://www.leparisien.fr/international/esclavage-en-libye-tout-le-monde-savait-denoncent-les-ong-24-11-2017-7411908.php [Accessed 01 Aug. 2020].

UN (2017). En réponse aux “ventes d’esclaves” en Libye, le Conseil plaide pour une intensification de la lutte contre la traite des personnes. Un.org. [online] 07 Sep. Available at: https://www.un.org/press/fr/2017/cs13105.doc.htm [Accessed 01 Aug. 2020].

UN (2000). Convention des Nations Unies contre la criminalité transnationale organisée. Un.org. [online] 15 Nov. Available at: https://www.unodc.org/unodc/fr/treaties/CTOC/. [Accessed 01 Aug. 2020]. 

UN (2017). Le Conseil de sécurité renforce son dispositif de lutte contre la traite des personnes, “un crime qui n’a pas sa place au XXIe siècle”. Un.org. [online] 21 Nov. Available at: https://www.un.org/press/fr/2017/cs13081.doc.htm  [Accessed 01 Aug. 2020].

(2020) Le Covid-19 risque d’aggraver le fléau de l’esclavage moderne, alerte un expert de l’ONU. Un.org. [online] 05 May. Available at: https://news.un.org/fr/story/2020/05/1068112 [Accessed 01 Aug. 2020]. 

DW (2019). Human trafficking in Libya – dw.com. YouTube. [online] Available at:  https://youtu.be/HKQoRg0dZg4  [Accessed 01 Aug. 2020].

Para más información sobre el tema: 

  • Cortometraje de Domitille Piron titulado Libya. Después de haber descubierto un Centro de Acogida y de Orientación, instalado en un pueblo cerca de Ardèche desde noviembre de 2016, pone en escena Ussein, Abdouraman, Fakri y Mustafa que están huyendo de Sudán para otro infierno. 
  • En el año 2019, Alpha Kaba, un ex jornalista para una estación de radio local en Kankan, la segunda ciudad de Guinea, también víctima, ha escrito un libro Esclave des milices. Se le está amenazando de muerte desde 2013 por causa de uno de sus programas de radio juzgado demasiado crítico y por tanto, decidió huir.

Para mencionar el artículo:

DIDIER, C. DIOUF, F. LEE, J. (2021). Le retour de l’esclavage en Libye. Generation for Rights Over the World. growthinktank.org. [online] Jan. 2021.

Translated Salomé Thioubou.

©Photo by Nicolas Remene on www.nicolasremene.com

1 N.D. (2020). Libye : pour venger sa mort, la famille d’un passeur tue 30 migrants. Le Parisien. [online] 28 May. Available at: https://www.leparisien.fr/faits-divers/libye-pour-venger-sa-mort-la-famille-d-un-passeur-tue-30-migrants-28-05-2020-8325816.php [Accessed 01 Aug. 2020].
2 OBERTI, C. (2020). Libye : 30 migrants tués par la famille d’un passeur. Infomigrants.net. [online] 29 May. Available at: https://www.infomigrants.net/fr/post/22527/l-accord-choquant-entre-l-italie-et-les-garde-cotes-libyens-renouvele-pour-trois-ans [Accessed 01 Aug. 2020].
3 ALPHA, K. (2019). Esclave des milices. Paris: Fayard.
4 DW (2019). Human trafficking in Libya – dw.com. YouTube. [online] Available at:  https://youtu.be/HKQoRg0dZg4  [Accessed 01 Aug. 2020].
5 NAIB, F., 2020. Slavery In Libya: Life Inside A Container. Aljazeera.com. [online] Available at: https://www.aljazeera.com/news/2018/01/slavery-libya-life-container-180121084314393.html?fbclid=IwAR36PBxF-g8rW0oVzLgPKX8MWvDCDuGwm0F-GxLx6XIm49um8z5oNCxWvL0 [Accessed 1 August 2020].
6 UN (2017). Le Conseil de sécurité renforce son dispositif de lutte contre la traite des personnes, “un crime qui n’a pas sa place au XXIe siècle”. Un.org. [online] 21 Nov. Available at : https://www.un.org/press/fr/2017/cs13081.doc.htm [Accessed 01 Aug. 2020].
7 Estadista portugues miembro del Partido socialista, secretario general de las Naciones Unidas desde el 1ro de enero de 2017.
8 UN (2000). Convention des Nations Unies contre la criminalité transnationale organisée. Un.org. [online] 15 Nov. Available at: https://www.unodc.org/unodc/fr/treaties/CTOC/ [Accessed 01 Aug. 2020].
9 DIALLO, A. (2017) Libye : la souffrance des migrants détenus est un outrage à la conscience de l’humanité, selon le Haut-Commissaire Zeid. Un.org. [online] 14 Nov. Available at: https://news.un.org/fr/audio/2017/11/1003931 [Accessed 01 Aug. 2020].
10 Nota de la traductora : Esta cita fue traducida del francés (versión original) al español. Cita original : “L’inaction pourrait entraîner une forte augmentation du nombre de personnes réduites en esclavage en raison de la crise du nouveau coronavirus.
11 DIALLO, A. (2017) Libye : la souffrance des migrants détenus est un outrage à la conscience de l’humanité, selon le Haut-Commissaire Zeid. Un.org. [online] 14 Nov. Available at: https://news.un.org/fr/audio/2017/11/1003931 [Accessed 01 Aug. 2020].

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.